Un trabajador del volante fue detenido por elementos dela Policía Ministerialcomo presunto responsable de violación en agravio de su propia esposa de quien tenía dos semanas y media separado. Hechos suscitados en esta población dentro del lugar donde labora la ofendida.

Se trata de Andrés Morales García, de 47 años de edad, originario y vecino de esta ciudad, con domicilio en la zona centro de esta localidad, quien fue detenido con base a mandato de localización y presentación, dentro de la averiguación previa penal número 118/2011-I, instruida en su contra por el delito de violación.

Andrés Morales García.
Andrés Morales García.

De acuerdo a los antecedentes que obran en la indagatoria referida, se desprende que la ofendida tenía dos semanas y media de haber dejado a su cónyuge, quien el lunes anterior alrededor de las 09:00 horas, llegó hasta el lugar donde ella labora y tocó la puerta de la negociación para que le abriera la puerta.

Al abrir la puerta, Andrés, la abordó diciéndole que le diera una explicación de la razón de su separación, ya que él se encontraba muy afectado porque días antes la había visto en compañía de un individuo a bordo de un vehículo.

En esos instantes Andrés le pidió que tuvieran relaciones sexuales pero ella se negó, por lo que él trató de sujetarla por los brazos sin lograrlo ya que ella se defendía.

Al ver que su esposa no accedía a sus peticiones, Andrés sacó de un bolsillo trasero del pantalón un cuchillo con el cual la amagó y la sometió, para llevarla hasta el interior del baño del establecimiento, donde la despojó de sus ropas y abusó sexualmente de ella.

Después de los hechos, el agresor salió del lugar temiendo la llegada de otros trabajadores de la negociación, dejando a la mujer llorando en el interior del sanitario.

Posteriormente la agraviada acudió ante la representación social donde denunció a su esposo, quien al ser presentado ante el Ministerio Público aceptó su responsabilidad en los hechos y entregó el cuchillo con el cual amenazó a su esposa, el cual cargaba en el interior del taxi donde labora.

El detenido será puesto a disposición de la autoridad penal competente, misma que definirá su situación jurídica, conforme a la legislación penal vigente.