Archivos de la categoría Religión

Inmemoriam presbítero Ambrosio E. Delabra.

Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas.

Nació en Huetamo, Michoacán, el 7 de diciembre de 1927, recibió la Ordenación Presbiteral el 9 de octubre de 1958.

Sirvió a la Parroquia de Nuestra Señora de la Soledad de Acapulco, primero siendo párroco el presbítero Jorge Parra Martínez, y después con el párroco José Estrada, desde el 18 de diciembre de 1957, hasta su trágica muerte, el 25 de enero de 1967.

El 24 de julio de 1962, es nombrado Vicario Cooperador de la Parroquia de la Soledad.

El 27 de enero de 1964, es nombrado Vicario sustituto de la Parroquia de San Miguel Arcángel en Coyuca de Benítez, Gro., que recibe con inventario el 20 de febrero de 1964 en la sucesión del presbítero Alfonso Díaz Miranda.

Presbítero Ambrosio E. Delabra.

Presbítero Ambrosio E. Delabra.

Sigue leyendo

Se desbordó el fervor religioso para venerar al Señor Crucificado de Carácuaro

Como ocurre desde hace 415 años, la parroquia del santuario del Cristo Negro de la bella y pintoresca población de Carácuaro, se convierte en el centro ceremonial más grande de la Tierra Caliente michoacana y punto de reunión de miles de católicos.

A la celebración de la imposición de ceniza en esta localidad, asistieron el pasado “Miércoles de Ceniza”, miles de peregrinos de todo el Estado, quienes llegaron para estar presentes y rendir homenaje al Señor Crucificado de Carácuaro, que es una imagen que data del siglo XVI.

Señor Crucificado de Carácuaro.

Señor Crucificado de Carácuaro.

Centenares de peregrinos entraron de rodillas desde la puerta del atrio, hasta el interior del templo para postrarse ante el altar donde se venera al Señor Crucificado de Carácuaro en señal de agradecimiento por favores recibidos. En el atrio durante todo el día miércoles les fue impuesta la ceniza a miles de católicos que acudieron en tan significativo día al recordar que “polvo eres y en polvo te convertirás”.

Centenares de peregrinos entraron de rodillas desde la puerta del atrio, hasta el interior del templo para postrarse ante el altar donde se venera al Señor Crucificado de Carácuaro en señal de agradecimiento por favores recibidos. En el atrio durante todo el día miércoles les fue impuesta la ceniza a miles de católicos que acudieron en tan significativo día al recordar que “polvo eres y en polvo te convertirás”.

Sigue leyendo

El próximo miércoles a tomar ceniza, ese inicia el periodo de Cuaresma

Con el tradicional rito de imposición de la ceniza, este miércoles inicia el tiempo litúrgico de Cuaresma que son los cuarenta días previos a la celebración de la Semana Santa.

La imposición de la ceniza es un rito penitencial que reciben aquellos fieles que asisten a la misa de inicio de Cuaresma y durante todo el día en las iglesias.

El significado de este acto es recordar que “polvo somos y en polvo nos convertiremos” y la necesidad de tener una relación más cercana con Dios. La ceniza es un signo de penitencia desde el Antiguo Testamento.

“Polvo eres y en polvo te convertirás”.

“Polvo eres y en polvo te convertirás”.

Sigue leyendo

El Cristo crucificado de Carácuaro, venerado en la Tierra Caliente

  • Esta fiesta pagano-religiosa en honor al Señor de Carácuaro logra reunir a los indígenas que vienen desde sus lugares de origen, en especial, para venerar a esta milagrosa imagen.

Se conocen muchas, pero una de las más relevantes es la del Señor de Carácuaro, que se lleva a cabo en el mes de febrero. El día más importante de esta fiesta es el miércoles de ceniza cuando inicia la cuaresma.

Se dice que fue trasladado desde la ciudad de Pátzcuaro hasta Carácuaro por el obispo de Michoacán Don Vasco de Quiroga, siendo esta imagen ya venerada por los indígenas y conocida por sus milagros. En la ciudad de Pátzcuaro continúan esperando su fiesta para rendirle tributo ahora en Carácuaro.

Cada año viaja gente de muchos lugares de la república y del extranjero a este municipio, ubicado en la tierra caliente de nuestra geografía michoacana, lugar de agradable clima y espectaculares paisajes.

Se puede decir que llega a ser punto de encuentro o centro ceremonial para los indígenas de la cañada de los “once pueblos”, la región lacustre, la región del Estado de México y otros lugares, ya que el miércoles de ceniza ofician una misa solemne en punto de las 5:30 a.m., en purépecha, por medio del señor obispo de la diócesis de Tacámbaro y sacerdotes indígenas.

Sigue leyendo